Home PaginaECMs actualesComparta su ECM

ECM de Ann Marie F



Tema de esta NDE: Le cae un rayo en una tormenta, y la mata. Se encuentra con Jesús, quién le dice muy claramente: “TODO VA SOBRE EL AMOR” (en el original: “IT’S ALL ABOUT LOVE”). También se me dijo que el suicidio no era mi opción para elegir.

- Idioma original NDE: inglés. Fecha traducción: Ene-04. Traducción completa del original.

- Dirección NDE inglés (original):  http://www.nderf.org/archives_2003.htm

- Dirección NDE español: http://www.nderf.org/language_menu.htm (Pulsar “Español/ECM historias”)

- Método de traducción: manualmente con ayuda programa Internet: http://www.freetranslation.com/

o también: http://www.allvirtualware.com/languages/index.html

- Nota aclaratoria: Esta traducción no es perfecta, la ha realizado un traductor no profesional y puede contener errores respecto a la versión original. Se recomienda consultar la versión original en caso de duda.

- ¡Por favor, se necesitan voluntarios para traducir al español más NDEs! Contactar con Jody Long: nderf@nderf.org

DESCRIPCIÓN DE LA EXPERIENCIA:

En el verano de 1971 yo era una típica muchacha de 15 años, feliz un minuto, descontenta e insegura el siguiente. Una niña buena, pero como la mayor parte de las muchachas de esa edad, aturdida, cansada de mi familia y asustada sobre el futuro desconocido. Era un tiempo de búsqueda.

Aquel mes de junio hacía mucho calor, el césped estaba seco y muerto de sed. No había llovido en todo el mes. El último día de junio, una lluvia ligera comenzó a caer de entre un cielo de sol radiante, y mi familia y yo no pudimos resistir salir afuera. El olor de la hierba mojada, secada por el sol, era dulce, y las frías gotas de lluvia refrescantes y renovadoras. Mientras jugábamos en la lluvia apareció un único relámpago y cayó un rayo. El rayo me golpeó a mí y a un árbol cercano, dejándome sin vida.

No sentí el golpe del rayo (una pregunta que siempre me hacen).

Yo estaba en un lugar parecido a un vacío, mirando a una especie de silenciosa, pero vistosa, 'película de diapositivas' sobre sucesos de ocasiones pasadas en mi vida. Este lugar parecido a un vacío era en blanco y negro, similar a como se ve un viejo aparato de televisión. Pero las fotos eran vistosas, en color y muy específicas. Uno de los acontecimientos era sobre mí, cuando yo era una niña y empujé a una de mis hermanas más jóvenes de un triciclo. Era como 'una película de diapositivas' que corren sin parar, sin hacer pausas, simplemente moviéndose constantemente. Los acontecimientos eran sobre momentos en los que yo le había herido los sentimientos a alguien. No me sentí juzgada, pero esto hizo que fuese consciente de cómo había yo afectado a otras personas.

Después estuve en la presencia de quien creo que era Jesús. No lo vi visualmente, pero sabía muy claramente que Él estaba presente.

Yo estaba en un lugar parecido a un vacío con Él. Era un poco parecido a las hermosas nubes apelotonadas que se ven cuando vuelas en avión, pero una versión en blanco y negro (o color gris) de ese paisaje.

Mientras estaba en Su presencia sentía un amor tan indescriptible, una calidez, aceptación, paciencia, tolerancia, paz, calma y serenidad. Como podrá usted adivinar (con todos estos adjetivos), la maravilla de lo que aquello suponía no se puede describir de modo que se pueda explicar la profundidad de todo ello. Las señales visuales no eran necesarias. La comprensión (mútua... “understanding” en el original) y el amor eran lo único que importaban.

Además, mientras estaba en Su presencia sentí que todo el conocimiento del universo era mío. Todas las preguntas me fueron contestadas y tenían completo sentido. Nos comunicamos libremente, no con palabras, sino claramente y con mayor precisión que durante cualquier conversación que he tenido nunca. No tenía ninguna preocupación de este mundo.

Él me dijo muy claramente: “TODO VA SOBRE EL AMOR” (en el relato original: “IT’S ALL ABOUT LOVE”). También se me dijo que el suicidio no era mi opción para elegir.

El tiempo no existía. Es como si el tiempo estuviese aquí solamente para nuestra conveniencia terrenal. Sé que esto suena como una barbaridad, pero tenía perfecto sentido en aquel momento.

Entonces me di cuenta de mi cuerpo tirado en el suelo. Lo miraba desde lo alto, pero lo podía ver clara y distintivamente, casi como si pudiese acercarme con un zoom si me hiciera falta. No había emociones, excepto cuando oí a una persona del equipo de reanimación decirle a mi padre, "Ya han pasado más de 6 minutos, si ella se recuperase ahora podría haber daño cerebral.” Me acuerdo que pensé: “¡Oh, qué tontería, no sabe de lo que está hablando!” Supongo que la persona de reanimación estaba intentando conseguir que mi padre pensase en terminar el proceso de reanimación cardiopulmonar (CPR). A parte de eso, yo no tenía ninguna emoción sobre lo que estaba pasando. Mi mente y alma no eran parte de mi cuerpo y no estuvieron preocupadas por la actividad de ahí abajo. Yo me sentía como un observador silencioso.

Después me dieron claramente una opción: “quedarme” o “volverme”. Yo sentí con fuerza que quería quedarme donde estaba, pero miré hacia abajo y vi a mi madre (que por lo general era una “mamá calmada en medio de las crisis”) casi histérica y muy alarmada. Sentí su tristeza (sorrow), y me encontré al instante de vuelta sobre la tierra en mi cuerpo. Por lo visto solamente el pensamiento y sentimiento del dolor de mi mamá fue mi decisión de volver.

En el camino al hospital le mencioné la experiencia a mi mamá. Ella sugirió que debía haber sido un sueño. Yo sabía que no lo era, pero en 1971 el término “experiencia cercana a la muerte” no existía. Sin mencionarlo otra vez, sentí fuertemente que esta experiencia no era socialmente aceptable y luego la suprimí o reprimí durante muchos años.

La experiencia no entró de nuevo en mi pensamiento consciente hasta aproximadamente unos 6 o 7 años más tarde, cuando siendo una joven enfermera una compañera de trabajo me pidió que fuese con ella a una conferencia sobre enfermería. La conferencia era acerca de la muerte y las personas que están muriéndose. Aquello me sonó un poco morboso, pero ella insistió, y decidí asistir.

Cuando me senté en el auditorio de la conferencia, sólo aproximadamente a 7 filas de distancia de la mujer que la impartía, me quedé como hipnotizada por esta conferenciante, hasta el punto de sentirme avergonzada. Sentí que esta pequeña señora mayor me abría como un libro y exponía mis páginas escondidas hasta que no me quedaron ningunos pensamientos secretos. Ella los conocía todos. Ella sabía y entendía quién era yo y cómo pensaba y cómo me sentía sobre esta vida y la vida futura.

La conferenciante era la doctora Elisabeth Kubler-Ross. Hasta aquel momento yo nunca había oído hablar de ella. Ella le quitó el candado a las memorias de mi NDE y permitió que yo me sintiera bien de haberla tenido. Un sentimiento increíblemente liberador en aquel entonces. Y me quedé sentada incapaz de moverme. Yo quería desesperadamente hablar con ella personalmente, pero era demasiado tímida e introvertida emocionalmente.

Después de la conferencia ya no tenía que seguir reprimiendo mi NDE, y en pocos años el término "experiencia cercana a la muerte" se escuchaba por todas partes. Aunque esto me dio un sentimiento personal de libertad, nunca le conté nada a otra persona sobre mi NDE durante otros 5 o 6 años.

Durante muchos años estuve enojada con Dios y confundida. Con el tiempo me di cuenta de que el enfado era porque me sentía engañada. Cuando me preguntaron si quería 'quedarme' 'o volverme' - yo había sentido que me metían prisas para volver de vuelta aquí. Yo quería haberlo pensado con más detenimiento. Yo también estaba un poco enojada por tener que volverme. (En los siguientes años me di cuenta de que fue mi decisión, pero no en aquel momento.)

Durante 20 años me mantuve alejada de cualquier religión organizada. (Pero nunca dudé de Dios o de Su existencia. Si alguien me hubiera preguntado: "¿cree usted en Dios? (observación del traductor: en el original, en vez de poner “en Dios”, pone “if God”, o “si Dios”, pero quizás sea una errata)" Mi respuesta hubiera sido, y todavía lo es: "¡No CREO. Lo SÉ!")

Durante este tiempo de enfado y frustración busqué algunas cosas en la “espiritualidad de la nueva era” (“new-age spiritual things”). La mayor parte de ello era excitante e intrigante y al principio me proporcionó un sentimiento muy libre. Pero las cosas de la “espiritualidad de la nueva era” son muy “auto servicio” (o “hazlo tú mismo” o “self service”... “self directed” en el original). Cuando llegan los problemas es difícil confiar en uno mismo para encontrar consuelo y guía (guidance). Me quedé sintiéndome muy vacía. Yo tenía que sentir el amor total e incondicional, el confort (o el consuelo), la fuerza y la paciencia de nuestro Señor, y que Él me abrigase en Su espíritu, me llenase y me sostuviese, y luego caminase conmigo. Después de que le dejé a Él entrar, mi enfado comenzó a remitir y una vez que eso sucedió comencé a sentir que Su espíritu me guiaba.

Un día me sentí obligada a encontrar una Biblia que me habían dado poco antes de mi NDE. Realmente nunca la había leído. No estaba interesada, me parecía confusa. Pero aquel día la abrí a ciegas por cualquier página, por la que se abriese. Aquella página hablaba de la sabiduría de Dios, y como la persona espiritualmente inmadura puede leer y oír la palabra de Dios pero es incapaz de entenderla. A medida que leía, las palabras parecían ser absorbidas literalmente dentro de mí, como si yo las reconociera y las supiera de alguna manera. Leí durante horas, sintiéndome espiritualmente alimentada y renovada.

Ahora me siento cerca de Dios cuando leo la Biblia diariamente e interactúo con otros creyentes. Las organizaciones religiosas tendrán siempre conflictos y líderes obstinados y rígidos. Ellos son humanos e imperfectos. Pero muchas personas consiguen una vida centrada en Cristo a través de la religión organizada. A mí me dieron una vía de acceso rápido, pero no la reconocí como tal hasta los últimos 8 o 9 años. No quiero desperdiciar más el precioso tiempo. Nadie tiene todas las respuestas. Pero si permitimos que seamos guiados por Su espíritu, la verdad siempre será evidente. Ahora me siento yo misma creciendo y avanzado espiritualmente y siendo alimentada diariamente de una manera sana y satisfactoria.

Por primera vez en todos estos años, siento como que estoy comenzando a hacer el trabajo que Él me envió a hacer. Es un sentimiento de paz y satisfacción de estar tan llena de Su espíritu. Trato de buscar Su dirección (y guía) en todo lo que hago. Cuando logro hacerlo así, esto mantiene mi vida funcionando suavemente.

Él está siempre con nosotros, si no lo sentimos es porque nosotros nos hemos alejado, no Él.

CUESTIONARIO:

- ¿Alguna medicación asociada o sustancias con el potencial de afectar la experiencia?
No

- ¿La clase de experiencia era difícil de expresar en palabras?
Sí, la carencia de vocabulario para describir los sentimientos de paz absoluta y alegría y amor.

- ¿En el momento de esta experiencia, hubo algún acontecimiento que supusiera un riesgo para su vida?
Sí, golpeada por un rayo.

- ¿Cuál era su nivel de consciencia y de vigilancia durante la experiencia?
Físicamente, no estaba respirando. Se me practicó Reanimación Cardiopulmonar. Mentalmente, muy despierta, más alerta que durante cualquier otro momento.

- ¿Era la experiencia similar (o como, o parecida) a un sueño de alguna u otra manera?
No

- ¿Experimentó usted una separación entre su consciencia y su cuerpo?
Sí. Yo no tenía ninguna forma, yo solamente era.

- ¿Oyó usted algún sonido insólito o ruidos?
No

- ¿Pasó usted a través, o por un túnel o recinto cerrado?
No

- ¿Vio usted una luz?
No

- ¿Encontró usted o vio a algún otro ser?
Sí. Creo que me encontré con Cristo. No una presencia física, sino una presencia muy real y totalmente envolvente, con la comunicación más clara que he experimentado nunca. Él estaba conmigo, llenándome con Su amor y conocimiento. Él me hizo saber tantas cosas y todo tenía sentido.

- ¿Experimentó usted una revisión de acontecimientos pasados en su vida?
Sí, ver la narrativa

- ¿Observó usted u oyó alguna cosa en relación a personas o acontecimientos durante su experiencia que podría ser verificada más tarde?
Sí, mi padre haciendo Reanimación Cardiopulmonar – con un médico a su lado (Nota: esta frase no está clara en el original. ¿Quizás tenga alguna errata?).

- ¿Vio usted o visitó algún lugar hermoso, o niveles, o dimensiones distintivas de algún otro modo?
No

- ¿Tuvo usted alguna sensación de que el espacio o el tiempo estuviesen alterados?
Sí. El tiempo no existía. Tuve la impresión de que está aquí sólo para nuestra conveniencia.

- ¿Tuvo usted la sensación de llegar a conocer algún conocimiento especial, orden y/o propósito universal?
Sí. Me parece que se me dieron todas las respuestas y el conocimiento de los misterios de vida. Pero estas cosas no fueron enviadas conmigo cuando volví. Solamente la memoria o la sensación de haberlos sabido allí. Parece que están escondidos en mi mente.

- ¿Alcanzó usted un límite, o barrera, o una estructura física limitante?
No

- ¿Llegó a ser consciente de acontecimientos futuros?
Incierto, creo que sí, pero no se me permitió volver con aquel conocimiento.

- ¿Estuvo usted implicado, o fue usted consciente de una decisión en relación a su vuelta al cuerpo?
Sí. Me dieron definitivamente una opción: volver o no. El mismo momento en el que miré hacia abajo y vi a mi mamá abrumada y comencé a preguntarme como se sentía, estuve de vuelta al instante en mi cuerpo.

- ¿Adquirió usted después de la experiencia algún tipo de don psíquico, paranormal o especial de cualquier otra forma qué usted no tuviese antes de la experiencia?
Sí. Algunas veces veo destellos de fotos, como diapositivas inmóviles, de gente o lugares. Esto me frustra. No los entiendo y no sé qué hacer con ello.
He visto luces de colores moviéndose en mi casa. Parecen correr y reírse tontamente. A veces siento que alguien está presente, cuando no hay nadie. De vez en cuando siento que me dan un mensaje para que se lo dé a alguien. Si no hago caso de ello, el mensaje persiste hasta que lo entrego. Siempre sé para quién es el mensaje.

- ¿Tuvo usted algún cambio de actitud o creencia después de la experiencia?
Sí. He envejecido. Todos crecemos y cambiamos con las experiencias de la vida. Me sentía muy frustrada los 10 o 12 primeros años.

- ¿Cómo ha afectado la experiencia a sus relaciones? ¿A la vida diaria? ¿A las prácticas religiosas? ¿Opciones de carreras profesionales?
Esta vida terrenal es muy materialista. Eso no me gusta. Me gusta la simplicidad y la gente que puede hablar de otra cosa aparte de las posesiones, como: la vida, el amor, Dios, Su palabra, la compasión, etc. Mientras más doy, más recibo de vuelta.

- ¿Ha cambiado su vida específicamente a consecuencia de su experiencia?
Ninguna respuesta. Le da color a mi vida diaria. Siento una relación (parentesco) especial con el Señor y sigo aprendiendo a confiar y a crecer en Su espíritu. Siento una especie de soledad debido a mi desinterés por “las cosas.” Somos una sociedad muy orientada hacia “las cosas.”

- ¿Ha compartido usted esta experiencia con otros?
Sí. Al principio mamá. Ella pensó que era un sueño. Yo pude compartirlo otra vez con ella cuando tuvo una emiplegia. Ella dijo, "siempre me pregunté sobre eso." Otros en los que confío, ellos sobre todo solamente escuchan.

- ¿Qué emociones experimentó usted después de su experiencia?
Bloqueé la experiencia durante aproximadamente 7 años. Estuve enojada con Dios durante bastantes años. Sentí que Él me envió de vuelta. Pero fue mi elección. Me llevó un tiempo darme cuenta de eso.

- ¿Cuál fue la mejor y la peor parte de su experiencia?
Lo mejor: estar allí
Lo peor: vivir en el confinamiento de este mundo imperfecto y no tener muchos otros con quienes comunicarme y que entiendan más allá "de la chatarra" de este mundo.

- ¿Le gustaría añadir alguna otra cosa acerca de la experiencia?
Estoy segura de que hay más cosas, pero no.

- ¿Después de la experiencia, ha tenido usted cualquier otro acontecimiento en su vida, medicaciones o sustancias que reprodujesen alguna parte de la experiencia?
No

- ¿Las preguntas hechas y la información que usted ha dado describen exacta y exhaustivamente su experiencia?
Sí. Esta experiencia es un pequeño vistazo de la vida eterna con un Dios muy real, un regalo que me dieron. Está siempre conmigo, pero no es lo importante, lo que importa es como la usemos. Pregunte cómo esto ha cambiado vidas e ideas a lo largo del tiempo en los que han experimentado alguna NDE.

- Por favor ofrezca cualquier sugerencia usted debería mejorar este cuestionario.
Ver más arriba.