Home Pagina ECMs actuales Comparta su ECM

ECM de Loni C

Yo estaba enferma de Lyme pero no había sido diagnosticado, desde hacía un año. Lo que mucha gente no sabe es que la Lyme puede atacar el corazón y simplemente detenerlo. Yo me enteré de esto de la manera más dura, durante un viaje.

Estaba en el aeropuerto esperando para subir al avión cuando comencé a sentirme mareada y temblorosa. Me recosté sobre una fila de asientos y no podía parar de tiritar. Me estaba sintiendo fría con rapidez, comenzando desde la punta de los dedos de las manos y de los pies, y lentamente moviéndose hacia arriba, hacia mi centro, mi corazón. Sabía, por alguna razón, que si el frío llegaba a mi corazón, yo estaba terminada. Me entró el pánico y traté de levantarme, para escapar de lo que me estaba pasando. No pude, y la próxima cosa que sentí fue la desagradable sensación de estar siendo tironeada por una fuerza hacia un nuevo lugar. Era un lugar como inter-dimensional.

Abrí mis ojos, pero estaba oscuro. No estaba frío, ni estaba caliente. Era simplemente espacio sin tiempo. Entonces, la misma sensación de ser tironeada comenzó otra vez, empezando despacito por los primeros milisegundos y entonces sentí como que era llevada cruzando grandes distancias del espacio a velocidades inimaginables. Sentí como que había cruzado el universo entero en menos de tres segundos, si realmente el tiempo existiera allí. (Lo cual no sucede, en realidad.) Mirando en retrospectiva, era una interesante manera de viajar. Sin embargo, en ese momento era desconcertante, más que nada porque no tenía idea de hacia dónde iba, o por qué, o qué me estaba pasando.

Tan rápido como empezó, paró… yo paré. Allí estaba yo, suspendida en una tibia, aterciopelada y negra… nada. Por un instante, nada pasó. Miré alrededor y me di cuenta que había muchos millones de luces muy lejos a la distancia, como estrellas. Sin embargo, cuando comencé a enfocar la vista en ellas, vi algo dorado por el rabillo del ojo. Miré hacia la negra distancia y vi lo que a primera vista parecía una luz en forma de cinta grande como una galaxia, de luz dorada anaranjada. A medida que miraba, iba creciendo. Me tomó un par de latidos, darme cuenta que se iba acercando, y a una velocidad alarmante. Cuando estaba más cerca, me di cuenta que era enormemente alta… más grande que cualquier rascacielos y más larga en ambas direcciones de lo que yo podía ver. Resplandecía en brillante dorado y naranja, y tenía la apariencia del borde del ruedo de una robe de incalculables proporciones. Repentinamente, por alguna razón, supe que era el borde de una robe Divina. Y ese borde dorado estaba hecho de Fuego.

¿Alguna vez viste en el océano venir una ola gigante curvándose sobre ti, y tú simplemente sabes que estás por ser aniquilada? Bueno, eso es lo que sentí cuando esa enorme onda de bordes de fuego barrió todo hacia mí como una ola gigante. Traté de patear con mis piernas y mover mis brazos para salirme del paso. (Ahí es cuando me di cuenta que tenía las piernas y los brazos, aunque no me estaban llevando a ningún lado, ya que aparentemente, yo estaba supuesta a estar exactamente donde había sido puesta.) Justo cuando la ola estaba casi por golpearme, cerré mis ojos y me resigné a lo que sea.

El fuego me dio con todo. No me quemó como el fuego de aquí. Me atravesó a través de cada átomo de mi ser, separándome hasta casi romperme en mil pedazos. Era una agonía y una limpieza, las dos. Yo sabía sin una sombra de duda, que si una minúscula fuerza hubiera sido agregada al fuego, yo hubiera explotado hacia lo desconocido. En algún punto, me rendí a ella. Yo podía ver el tejido de mi energía, (a falta de una expresión mejor). En mi cabeza, pregunté: “¿Qué somos nosotros? ¿Cómo somos juzgados?”

En el mismo momento, Él me mostró las hebras doradas entretejidas, que hacían de mí, el yo. Vi que yo no existo sola. Mis hebras de energía dorada se extienden a través de todo el universo, y ellas no son “mías” en absoluto. Nosotros, la humanidad, estamos todos entretejidos juntos y somos todo tipo de partes, del tejido de Dios. (No hay palabras que puedan describir adecuadamente esto.)

Entre las hebras doradas, sin embargo, Él nos deja a cada uno de nosotros espacios vacíos. Lo que Él me mostraba es que nosotros podíamos llenar esos espacios vacíos entre el tejido de las hebras, con luz o con oscuridad durante nuestras vidas. Estamos hechos de Dios, pero se nos ha dado libre albedrío. Él solamente tiene que echar un vistazo hacia nosotros para saber cómo usamos nuestro libre albedrío. No hay manera de esconder nada. Y solamente Su fuego puede limpiar los puntos oscuros.

También me dio una reprimenda privada, digamos, dentro de mi cabeza. Algo que tenía que ver con no ser tan cobarde en lo que se refiere a expresar amor o a “cambiar amor por seguridad”. Y entonces, ¡shuuumm…! Y ya estaba de vuelta en mi cuerpo.

Me ha tomado años incorporar las lecciones que aprendí allí. De alguna manera, me hubiera gustado que hubiera sido todo tibio y suave, liviano y placentero, como algunas de las otras NDE´s, pero Dios tenía un mensaje para mí, y estoy contenta de haberlo recibido, porque eso cambió mi vida para siempre para hacerla mejor. 

1. En el momento de la experiencia, ¿hubo algún peligro de vida?     No.

2. ¿Fue la experiencia difícil de expresar en palabras?     Sí, uno ve cosas que no hay manera de comparar con cosas de este mundo.

3. ¿En qué momento de su experiencia estaba usted en su más alto nivel de consciencia y de alerta?     Tenía un nivel normal de consciencia y de alerta. Era todo muy real. No diría que estaba más alerta, pero uno definitivamente tiene habilidades que no tiene en la tierra, como la telepatía.

4. Por favor compare su visión durante la experiencia con la visión diaria que tenía inmediatamente antes de la experiencia.     La visión lucía ser 20/20, pero parecía que uno puede mirar a las cosas, enfocarlas y también puede ver “dentro” de ellas, a cualquier profundidad, incluso microscópica.

5. Por favor compare su oído durante la experiencia con su audición diaria de antes de la experiencia.     Donde yo estuve, no había ningún ruido. Solamente respuestas enviadas a mi cabeza en imágenes y pensamientos.

6. ¿Vio o escuchó algún evento que estaba ocurriendo durante un tiempo en que su consciencia estaba separada de su cuerpo físico?     No.

7. ¿Qué emociones sintió durante la experiencia?     Estaba asustada y asombrada. Había sido llamada por el máximo Director del Tiempo, de las Dimensiones y de los Seres. Algo que te hace pensar un poco.

8. ¿Pasó a través de un túnel?     No.

9. ¿Vio una luz ultraterrena?     Sí.

10. ¿Le pareció encontrar un ser místico o una presencia, u oír una voz no identificable?     Encontré a un ser definido, o una voz claramente mística o de origen ultraterreno.

11. ¿Encontró o percibió algún ser fallecido (o vivo)?     No.

12. ¿Durante su experiencia vio eventos pasados de su vida?     No estoy segura. No se me mostraron aspectos individuales de mi vida, pero se me dieron instrucciones sobre ellas en conjunto.

13. ¿Le pareció entrar en otro mundo no terrenal?     Era un lugar extraño y nada familiar. Era como estar flotando en el espacio. Excepto que era caliente y yo no tenía que preocuparme de respirar.

14. ¿Le pareció que el tiempo se aceleraba o se hacía más lento?     Todo parecía estar sucediendo al mismo tiempo, o el tiempo estaba detenido o había perdido todo significado.   El tiempo no importa allí. No hay tiempo.

15. ¿Le pareció que repentinamente comprende todo?     Todo sobre mí misma u otros.

16. ¿Le pareció llegar a una frontera o una estructura física de límite?     No.

17. ¿Llegó a una frontera o un punto de no regreso?     No.

18. ¿Se le presentaron escenas del futuro?      No, no desearía conocer, a menos que sea para un aviso. ¡No conocer el futuro es parte de la vida!

19. ¿Tiene la sensación de tener ahora un conocimiento o propósito especial?    Sí, Yo sé que Dios existe. Sé que Él desea que aprendamos. Sé para qué es la vida… para aprender sobre el amor. Sé que él nos ama, y que Él nos dará un compás de espera si Él piensa que no estamos dando lo mejor de nosotros. Yo sé que le mostramos nuestro amor simplemente teniendo fe en Él.

20. Comente los cambios que pueden haber ocurrido en su vida después de su experiencia:     Grandes cambios hubo en mi vida. Yo todavía soy yo, pero estoy más abierta a la vida y a los demás. No aguantaba a los tontos antes de mi experiencia, y todavía no los soporto, pero trato de conectarme con los demás y trato de anticipar buena voluntad hacia todos.

21. ¿Nota algún cambio en sus creencias después de la experiencia?     Sí, creo que hay esperanza para la humanidad, de a un alma a la vez.

22. ¿Tiene ahora un don psíquico, no ordinario u otro especial don, después de su experiencia? No estoy segura.   Detengo los equipos electrónicos a cada rato. Las baterías se mueren. Se queman las lámparas de luz. Los celulares no duran nada. Es una gran molestia.

23. ¿Ha compartido su experiencia con otros?     Sí, le conté a mi hermana y a un par de amigos. Estuvieron interesados, creo, pero ellos nunca pueden estar seguros, ¿no le parece?

24. ¿Tenía conocimiento de las NDE antes de su experiencia?     Sí, mi abuela me contó la suya hace años, después que ella tuvo dos ataques al corazón consecutivos. Ella vio a su madre y flotaba en una agradable luz que ella no deseaba abandonar. ¡Qué hermosas experiencias!

25. ¿Creía en la realidad de su experiencia a los pocos días de sucedida?    La experiencia fue definitivamente real.  Con seguridad es más real que este mismo lugar, con seguridad. Este lugar es una sombra de aquella dimensión.

26. ¿Qué cree ahora, en la actualidad, sobre la realidad de su experiencia?     La experiencia fue definitivamente real

27. ¿Han cambiado sus relaciones específicamente como resultado de su experiencia?     Sí, mucho. Me casé, tengo hijos y, guau ¿qué es lo que no cambia con todo eso?

28. ¿Han cambiado sus creencias religiosas o espirituales específicamente como resultado de su experiencia?    Sí, ahora estudio los textos antiguos.

29. ¿En algún momento después de su ECM, se ha reproducido alguna parte de su experiencia?     No

30. ¿Las preguntas hechas y la información que usted dio describen adecuadamente su experiencia?     Sí.

31. ¿Hay alguna parte de su experiencia que sea especialmente significativa o importante para usted?     Sí, la relación entre el Gran Jefe y yo.

32. ¿Hay algo más que desearía agregar sobre su experiencia?      Sí, que la parte en que uno muere es desagradable, realmente lo es. No buscaré en el futuro hacer esa parte otra vez. Pero definitivamente vale la pena el proceso de llegar al otro lado.