La ECM de Rev. Kenneth Hagin

P�gina Principal de NDERF
Historias de ECM
 

Tema de esta NDE: Ni�o de 9 a�os con defecto cong�nito en el coraz�n. Ve el infierno.

- Idioma original NDE: ingl�s. Fecha traducci�n: Ene-04. Traducci�n incompleta del original.

- Direcci�n NDE ingl�s (original):  http://www.near-death.com/forum/0124.html     

o tambi�n: http://www.near-death.com/forum.html

- Direcci�n NDE espa�ol: http://www.nderf.org/language_menu.htm (Pulsar �Espa�ol/ECM historias�)

- M�todo de traducci�n: manualmente con ayuda programa Internet: http://www.freetranslation.com/

o tambi�n: http://www.allvirtualware.com/languages/index.html

- Nota aclaratoria: Esta traducci�n no es perfecta, la ha realizado un traductor no profesional y puede contener errores respecto a la versi�n original. Se recomienda consultar la versi�n original en caso de duda.

- �Por favor, se necesitan voluntarios para traducir al espa�ol m�s NDEs! Contactar con Jody Long: nderf@nderf.org

INTRODUCCI�N:

El Reverendo Kenneth Hagin pens� que, con 9 a�os, ya hab�a hecho todo lo necesario para conseguir un lugar en el cielo. �l naci� y fue criado en una familia Baptista del Sur (USA). Cuando era un ni�o, empez� por comprometerse con Cristo y fue bautizado con agua. �l hab�a sido miembro de la iglesia durante toda la vida. En c�rculos cristianos, �l estaba "salvado" y en el camino hacia el cielo. �l era creyente y seguidor de Jesucristo, y sab�a que esto le aseguraba un lugar en el cielo. �l incluso cre�a que Jes�s y todos sus disc�pulos eran Baptistas del Sur. Para �l fue un duro golpe cuando averigu� que no lo eran. A los 15 a�os, Kenneth tuvo una experiencia cercana a la muerte como resultado de una malformaci�n de coraz�n (un defecto con el que hab�a nacido).

Lo que sigue a continuaci�n es un extracto de su experiencia descrita en el libro titulado �Beyond the Final Frontier� (�M�s all� de la �ltima frontera�), escrito por el Dr. Richard Kent (podr�n encontrarlo, por ejemplo, en www.amazon.com).

DESCRIPCI�N DE LA EXPERIENCIA:

"Mi coraz�n dej� de latir. Este entumecimiento se esparci� a mis pies, tobillos, rodillas, caderas, est�mago, coraz�n; y salt� fuera de mi cuerpo.

"Yo no perd� el conocimiento; salt� fuera de mi cuerpo como un ba�ista saltar�a de la tabla de un trampol�n para zambullirse en una piscina. Yo sab�a que estaba fuera de mi cuerpo. Yo pod�a ver a mi familia en la habitaci�n, pero no pod�a ponerme en contacto con ellos.

"Empec� a descender; hacia abajo, hacia abajo, hacia dentro de un hoyo, como si bajases a un pozo, una caverna, o una cueva. Y continu� descendiendo. Yo bajaba con los pies por delante. Pod�a mirar hacia arriba y ver las luces de la tierra. Ellas finalmente se desvanecieron. La oscuridad me rodeo por todos lados; una oscuridad que es m�s negra que cualquier noche que ning�n hombre haya visto jam�s.

"Mientras m�s bajaba, m�s oscuro se hac�a; y m�s caliente se hac�a; hasta que finalmente, muy por debajo de mi, yo pod�a ver destellos de luz jugando en la pared de la oscuridad. Y llegu� al fondo del agujero.

"Esto me sucedi� a m� hace m�s de 60 a�os y, sin embargo, es tan real para m� como si hubiera sucedido la semana anterior a la pasada.

"Cu�ndo llegu� al fondo del pozo, vi lo qu� produc�a los destellos de luz jugando en la pared de la oscuridad. All� fuera, delante de m�, m�s all� de las puertas o la entrada al infierno, vi grandes llamas gigantes, anaranjadas, con una cresta blanca.

"Yo fui atra�do hacia el infierno igual que un im�n atrae al metal. Yo sab�a que una vez que entrase por esas puertas, no podr�a regresar.

"Yo era consciente del hecho de que alguna clase de criatura me encontr� en el fondo de aquel pozo. Yo no la mir�. Mi mirada estaba clavada en las puertas, y sin embargo yo sab�a que una criatura estaba all� en mi lado derecho.

"Esa criatura, cu�ndo yo luchaba para hacer m�s lento mi descenso, me agarr� por el brazo para escoltarme adentro. Cu�ndo lo hizo, all� a lo lejos, por encima de la oscuridad y la negrura, una voz habl�. Sonaba como una voz masculina, pero yo no s� lo que dijo. No s� si era Dios, Jes�s, un �ngel o qui�n era. �l no habl� en el idioma ingl�s: era un idioma extranjero.

"�Aquel lugar tembl� simplemente por las pocas palabras que �l dijo! Y la criatura quit� su mano de mi brazo. Hab�a un poder, como una succi�n en mi espalda que me arrastr� de vuelta. Yo flot� lejos de la entrada del infierno hasta que me qued� en las sombras. Entonces, como una succi�n desde arriba, flot� para arriba, con la cabeza por delante, a trav�s de la oscuridad.

"Antes de llegar a la cima, yo pod�a ver la luz. Yo hab�a estado abajo en un pozo: era como si hubieses estado muy profundo en un pozo y pudieras ver la luz que hab�a muy por encima.

"Sub� por el p�rtico de la casa de mi abuelito. Entonces atraves� la pared (no por la puerta, y no por la ventana) a trav�s de la pared, y parec� saltar al interior de mi cuerpo como un hombre meter�a su pie dentro de una bota por la ma�ana.

"Antes de saltar al interior de mi cuerpo, yo pod�a ver a mi abuela sentada en el borde de la cama sosteni�ndome en sus brazos. Cu�ndo me met� dentro de mi cuerpo, yo pod�a comunicarme con ella.

"Yo me sent�a resbalando. Le dije, �Abuelita, me voy otra vez. T� has sido una segunda madre para m� cuando Mam� estaba enferma.�

"Mi coraz�n se par� por segunda vez. Salt� fuera de mi cuerpo y empec� a descender: hacia abajo, hacia abajo, hacia abajo. Oh, yo s� que apenas eran unos pocos segundos, pero parec�a como una eternidad.

"Mientras m�s bajaba hacia abajo, m�s caliente y m�s oscuro se pon�a, hasta que llegu� de nuevo al fondo del pozo y vi la entrada del infierno, o las puertas, como yo las llamo. Yo era consciente de que esa criatura me encontr�.... etc.

..... continuar�.... (el relato original contin�a)....



Nota aclaratoria: esta traducci�n no est� completada. Para ver la versi�n completa pueden dirigirse a la p�gina web del relato original:  http://www.near-death.com/forum/0124.html
Una pista sobre el desenlace de la historia: dado que el autor cuenta este relato 60 a�os despu�s de su experiencia, parece que finalmente pudo salir del todo del agujero y recuperar su salud.


Comentarios adicionales sobre esta NDE:

Para m�s informaci�n sobre temas relacionados con el infierno, o sobre NDEs de miedo, pueden encontrar otras NDE de este tipo en este documento, o en la p�gina web de la NDERF y otras similares. Por ejemplo, ver la NDE n�mero 373 �Meg A's NDE�, en esta direcci�n:
http://www.nderf.org/NDERF_NDEs.htm

En el Anexo 6 de este documento podr�n ustedes encontrar un extracto del relato de las apariciones de la Virgen de F�tima, en el que los pastorcillos tambi�n describen de forma muy gr�fica c�mo ellos vieron el infierno.

Tambi�n pueden ver lo que dice la Biblia al respecto. En el Anexo 6 encontrar�n diversos p�rrafos de la Biblia y comentarios de Jesucristo. Algunos ejemplos: *Efesios, 6, 10; *Apocalipsis, 12, 7; *Santiago, 4, 7; *I San Juan 5, 18; *Marcos, 5, 1-13; *Lucas, 12, 5; *Mateo, 18, 6-9, etc.

- Tan solo un par de ejemplos tomados de la Biblia (tambi�n incluidos en el Anexo 6):

- [Lucas, 10, 13-16]: Dice Jesucristo:
��Ay de ti, Coraz�n! �Ay de ti Betsaida! Porque si en Tiro y Sid�n se hubieran hecho los milagros que se han hecho entre ustedes, ya hace tiempo que se habr�an vuelto a Dios, y lo habr�an demostrado poni�ndose ropas �speras y sent�ndose en ceniza.
Pero en el d�a del juicio el castigo para ustedes ser� peor que para la gente de Tiro y Sid�n. Y t�, pueblo de Capernaum, �crees que ser�s levantado hasta el cielo? �Hasta lo m�s hondo del abismo ser�s arrojado!
�El que los escucha a ustedes, me escucha a m�; y el que los rechaza a ustedes, me rechaza a m�; y el que me rechaza a m�, rechaza al que me envi�.�

- [Lucas, 16, 24]: El rico y L�zaro. Mueren los dos; L�zaro va al cielo y el rico a un lugar de fuego y tormento.
�Entonces grit� [el rico]: ��Padre Abraham, ten l�stima de m�! Manda a L�zaro que moje la punta de su dedo en agua y venga a refrescar mi lengua, porque estoy sufriendo mucho en este fuego.� Pero Abraham le contest�: �Hijo, acu�rdate que a ti te fue muy bien en la vida, y que a L�zaro le fue muy mal. Ahora �l recibe consuelo aqu�, y t� sufres�.... El rico dijo: �Te suplico entonces, padre Abraham, que mandes a L�zaro a la casa de mi padre, donde tengo cinco hermanos, para que les hable y as� no vengan ellos tambi�n a este lugar de tormento.� Abraham dijo: �Ellos ya tienen lo escrito por Mois�s y los profetas: �que les hagan caso!� �S�, padre Abraham, pero si un muerto resucita y se les aparece, ellos se convertir�n.� Pero Abraham le dijo: �Si no quieren hacer caso a Mois�s y a los profetas, tampoco creer�n aunque alg�n muerto resucite.��

- Tambi�n es muy interesante la descripci�n del infierno que dan los pastorcillos en las apariciones de la Virgen de F�tima (Anexo 6). Reproducimos un trozo de ese relato (tambi�n incluido en el Anexo 6):

[Describen los pastorcillos]: El reflejo parec�������������������������a penetrar en la tierra y vimos como un mar de fuego y sumergidos en este fuego los demonios y las almas como si fuesen brasas trasparentes y negras o bronceadas, de forma humana, que fluctuaban en el incendio llevadas por las llamas que de ellas mismas sal�an, juntamente con nubes de humo, cayendo hacia todos lados, semejante a la ca�da de pavesas en grandes incendios, pero sin peso ni equilibrio, entre gritos y lamentos de dolor y desesperaci�n que horrorizaban y hac�an estremecer de pavor. (Deb�a ser a la vista de eso que di un �ay� que dicen haber o�do.) Los demonios se distingu�an por sus formas horribles y asquerosas de animales espantosos y desconocidos, pero transparentes como negros tizones en brasa. Asustados y como pidiendo socorro, levantamos la vista a Nuestra Se�ora, que nos dijo con bondad y tristeza:

Hab�is visto el infierno, donde van las almas de los pobres pecadores. Para salvarlas Dios quiere establecer en el mundo la devoci�n a mi Inmaculado Coraz�n. Si hacen lo que yo digo se salvar�n muchas almas y tendr�n paz.

Es muy significativo el comentario que les hizo al final la Virgen Mar�a acerca de la posibilidad de salvar almas. Para m�s informaci�n acerca de este tema, se recomienda acudir a personas expertas en el mismo.